Fonendos y Mazmorras

Donde la palabra es el viaje y el destino un misterio

Archive for 25 julio 2010

De manga, trenes y grandes olas

Posted by iggarate en 25 julio, 2010

Este fin de semana ha venido a visitarme un muy buen amigo mío. Todo por sorpresa. Al menos para mí, que era el único que no sabía que venía. Hace unos meses que terminamos la carrera y, depués de seis años juntos, cada uno estamos preparando el MIR en un sitio distinto, yo en Oviedo, él en Madrid y un tercero que se quedó en Pamplona. Obviamente, y como no podía ser de otra manera, le hemos ofrecido un rincón en casa para pasar la noche después de un viaje de cinco horas. Y él, que es único en su especie, me ha traído un regalo, La gran ola de Kanagawa. Después de contarme de dónde venía ese regalo, no he podido evitar investigar un poco más.

Mi amigo me ha explicado como el autor de esa obra, Katsushika Hokusai, es uno de los pioneros del manga actual. Y él sabe que a mí el manga me encanta (igual que a él), así que era acierto seguro. Cuando he tenido un rato, he decidido investigar un poco más. La gran ola de Kanagawa (Kanagawa oki nami ura), es la primera de las “Treinta y seis vistas del monte Fuji”, todas obra de Hokusai. Nacido en el año 1760, en el distrito Katsushika de Edo, conocido hoy día como Tokio, este autor comenzó a dibujar a la tierna edad de 5 añitos (que daño han hecho hoy día la wii y la play).

Él fue el primero en utilizar el termino manga, en su obra llamada Hokusai manga, que constaba de 15 vólumenes con grabados que nada tenían que ver entre ellos, desde la vida actual, fauna y flora, hasta imágenes sobre el mundo sobrenatural.

El estilo de La gran ola era conocido como Ukiyo-e y consistía en grabar los dibujos en madera, haciendo varias copias del mismo pero destruyendo el original en el proceso. Estos dibujos retrataban el mundo de la ciudad, en actividades cotidianas, pero sobre todo lugares de entretenimiento, con un fondo de denuncia social, que tenía como fin intentar evadir a las clases sociales más bajas, principaless compradores de este tipo de obras, de las penurias de su vida cotidiana.

Al margen de entrar en el posible significado de la obra, con el monte Fuji (monte sagrado para los japoneses) en el fondo y centro de la imagen, y con la inmensidad de la ola dándole al mar un aspecto de terrorífica divinidad (yo no me metía en uno de esos barcos, ni aunque me pagasen, teniendo esa ola de frente), me ha resultado curioso la de veces que la he visto, ignorando que lo hacía. Y seguro que vosotros también. Seguro.

Pensad en una ola y una montaña. ¿No os viene nada a la cabeza? Pensadlo un poco más. ¿Quién no ha visto alguna vez el logotipo de Quicksilver? Pues ahí están, ola y montaña, montaña y ola, mostrando al mundo entero una de las grandes obras japonesas. Y nosotros, como hacemos con el 90% de las curiosidades y maravillas de este mundo, ignorándolo.

Yo ya he puesto La gran ola de kanagawa en la cabecera de mi cama. Es un dibujo de un antiguo autor, parte de los orígenes del maga que tanto me gusta, hecho con materiales modernos y en papel de poster, que por resistente que sea se acaba rompiendo antes de lo necesario. No sé cuánto le ha costado a mi amigo. Tampoco quiero saberlo. Para mí, ese dibujo vale tanto como si fuese el original. Incluso más (permitidme un momento sentimental), porque el autor no tuvo la suerte de que se lo regalase un buen amigo con todo ese cariño.

Anuncios

Posted in Manga y Anime | 1 Comment »

Prólogo

Posted by iggarate en 16 julio, 2010

Heme aquí, viernes noche, estrenando mi blog. Podría estar por ahí tomando unas copas, o incluso de cena con algunos amigos, pero mañana toca madrugar para corregir exámenes MIR de años anteriores. Y esa va a ser mi vida durante los próximos 6-7 meses: 5 días de estudio, 1 de examen y otro de descanso. Igual que Dios vaya, solo que él lleva descansando desde aquél séptimo día y yo cada lunes vuelvo a empezar.

Hace ya tiempo que tenía ganas de empezar un blog, uno que pudiese continuar y llevarlo al día en la medida que mis obligaciones me permitiesen. Seguramente este no sea el momento más adecuado para empezar una tarea así, pero las opciones son pocas: o busco una manera de distraerme, o en dos meses estaré encerrado en un manicomio repitiendo sin cesar síntomas y signos de alguna patología exótica y poco frecuente ( a poder ser una con un nombre rimbombante, de esos que suenan bien y no dicen nada).

¿Por qué “fonendos y mazmorras”? Porque junta las dos cosas que más me gustan en este mundo, la medicina y esa faceta friky de la que me siento tan orgulloso. Espero, deseo y tengo intención de ir reflejando esas facetas en este blog. Aún no se en qué medida ni con qué frecuencia, aunque espero que sea, mínimo, semanalmente, dominicalmente a ser posible.

Ahora, con vuestro permiso, me voy a dormir. Que los ángeles velen vuestros sueños, que los míos ya me encargo yo de forjarlos.

I.G.

Posted in Miscelánea | 2 Comments »