Fonendos y Mazmorras

Donde la palabra es el viaje y el destino un misterio

Archive for 30 agosto 2010

“En un agujero en el suelo…”

Posted by iggarate en 30 agosto, 2010

“En un agujero en el suelo, vivía un hobbit. No un agujero húmedo, sucio, repugnante, con restos de gusanos y olor a fango, ni tampoco un agujero seco, desnudo y arenoso, sin nada en que sentarse o que comer: era un agujero-hobbit, y eso significa comodidad…”

(El Hobbit)

Esta, y ninguna otra, fue la frase que había escrita en el reverso del pasaje que me llevó, hace ya muchos años, a un continente nuevo, uno con mucho que descubrir. Recuerdo, y no sin cierta añoranza, las 5 veces que tuve que empezar el libro antes de llegar a pasar de la primera página. Ojalá pudiera volver a hacerlo una vez más y descubrirlo todo desde el principio.

Desde entonces, no he podido dejar de tener en las manos un libro, tuviera el tiempo que tuviese y estuviera donde estuviese, siempre necesitaba llevar conmigo un libro que poder leer, un mundo que poder explorar y unos amigos con los que poder viajar. Aún ahora, rodeado de libros de texto que ocupan la gran mayoría de mi tiempo, saco algún rato esporádico para disfrutar de la lectura.

Y una de las cosas que me hacen disfrutar de los libros es el roce de las páginas en mis dedos, su crujir cuando las paso una a una, el olor que desprenden las amarillentas páginas de un libro leído por 5 o 6ª vez, si no más. Ver los libros apilados en las estanterías, sus formas y colores, la rugosidad de algunas tapas contrastando con el suave roce de otras, mientras los sujeto entre mis manos y disfruto con sus letras.

A veces imagino a quien las escribía, frente a un folio en blanco en una máquina de escribir, una línea parpadeante en la pantalla de un ordenador o, dependiendo de la antigüedad del texto, frente a una pluma goteando tinta encima de un amarillento pergamino. Esta última es, sin duda, mi favorita. Si pudiese llevar el blog al papel, editarlo en cuartillas en lugar de en la fría red, no dudéis ninguno que lo haría. No hay nada comparable a una pluma recorriendo una hoja en blanco, dejando tras de sí unas líneas que, con suerte, alguien más leerá algún día.

Por eso, a pesar de llevar un blog, leer otros tantos en la red y disfrutar de cuantas películas on-line puedo, tengo que confesar aquí y ahora mi aversión hacia la nueva y creciente moda de los lectores de libros electrónicos y todas sus “ventajas”. Más libros en menos espacio, cientos de libros en un solo bolsillo, libros que no envejecen ni se estropean. A cambio, libros fríos, sin vida, todos en la misma página y el mismo formato. Es como contar una historia en el mismo tono, obviando las inflexiones de los momentos de máxima tensión, ignorando los sucesos trágicos y los instantes de reflexión. Los protagonistas de la historia y los lugares que recorren, estarían tapados por un velo imposible de descorrer, ocultos tras una neblina que daría a la escena un tono de irrealidad que no se podría ignorar.

Y ahora, si me disculpáis, tengo algo que hacer. El olor me llega hasta aquí y no puedo ignorarlo. Cada fibra de mi ser tira de mí en una única dirección. Veo desde aquí las páginas amarillentas, desgastadas del uso. El libro parece mirarme, sabiendo que no puedo resistirme a él. Sabe que fue el primero y, quien sabe, quizás algún día sea el último. Por el momento voy a disfrutar de él una vez más, de su tacto, de su olor, de su susurro…Estoy seguro de que hay pasajes que puedo recitar sin mirarlos… ¿cómo era? ¡Ah , sí! Decía algo así…  “En un agujero en el suelo, vivía un hobbit…”. Aunque, en estos momentos, quizás sea más adecuado decir, “En unas páginas de un libro vivía un hobbit. No unas páginas frías, brillantes, electrónicas, con tacto de metal y carente de olor, ni tampoco unas páginas blancas, finas e impolutas, sin nadie que las pase o las lea: eran unas páginas amarillentas, y eso significa inmensidad…”

Posted in Opinión | Etiquetado: , , , , | 4 Comments »

Reflexiones desde el cuarto de baño (vol. I)

Posted by iggarate en 19 agosto, 2010

Queda inaugurada esta sección, en la que pondré esas cosas que de vez en cuando nacen de mis enfermas neuronas y que si llegasen a oídos de algún psiquiatra, seguramente me ingresarían durante un largo tiempo.


Posted in Reflexiones desde el cuarto de baño | Etiquetado: , , | Leave a Comment »

De grandes cenas, están las tumbas llenas

Posted by iggarate en 18 agosto, 2010

Estamos en mitad del verano. La operación bikini queda ya atrás y ahora hay que disfrutar de la playita (al menos el que pueda). Pero el problema es que ese esfuerzo de un mes en el gimnasio tiene su límite, y la vuelta a la rutina (y las tapitas del txiringuito playero) hace que los logros se queden en la recepción del hotel. Entonces pueden surgir dos preguntas:

– ¿Cómo mantengo el tipín sin volver a meter esas dos horas diarias de gimnasio?

– Para los que llegamos tarde y aún la tenemos pendiente, ¿qué hacemos?

Pues rápidamente y de manera breve, os dejo aquí 4 consejos fáciles para perder esos kilitos que sobran o mantener esos que tanto nos ha costado perder.

1. Dieta sana. Y todos sabemos lo que es dieta sana, aunque no nos apetezca nada. 5 comidas al día, incluyendo almuerzo y cena.

– El desayuno es la comida más importante, y tiene que ser algo completo y que nos ayude a sacar adelante el día. Obligado evitar la bollería industrial.

– Para comer muchas verduras, pescado 2, 3 e incluso 4 veces por semana y fruta, sobre todo antes de las comidas (su glucosa hace que nos saciemos antes y las dosis de comida sean menores).

– Las meriendas, igual que los almuerzos, algo que ayude a matar el gusanillo y llegar a la siguiente comida principal. Nada, nunca de bollería industrial.

– Y por último, para las cenas, algo ligerito como puede ser, por ejemplo, una ensalada.

Os dejo aquí una página de dieta meditarranea utilizada en varios estudios médicos (PREDIMED). Aquí se organizan menús según dietas, a elegir entre baja en grasas o basada en aceite de oliva (hay otra basada en frutos secos que a mi personalmente no me va, pero para gustos colores). Podéis echarles un ojo tranquilamente. Puede parecer que es un poco caro, pero por ejemplo en mi caso la he adaptado a mi bolsillo, usándola como guía y no como norma.

2. Prohibido picar entre horas. Más claro, agua. Ese picoteo neveril va directo a las cartucheras.

3. Algo que suele sorprender, pero que funciona. Quedarse con un poquito de hambre después de cada comida. No llenarse del todo, así las raciones son algo menores. Porque puede sonar cruel, puede sonar extremo o puede sonar como queráis, pero la forma de adelgazar es comer menos. Pero, ¡ojo! Quedarse con un poquito de hambre, que lo queremos es bajar un poco el peso, no desnutrirnos.

4. Y todo esto junto a un poco de ejercicio semanal. 30 – 40 minutos de ejercicio, 2-3 días a la semana (y si pueden ser todos, mejor. Pero ya sabemos que el tiempo no sobra hoy en día).

Con estos consejos, que realmente no son tan complicados (todo es ponerse un poquito, creedme que lo se por experiencia), poco a poco veremos como vamos consiguiendo esas metas que nos propongamos. No serán resultados instantáneos y costará que se haga notar, pero todos sabemos que lo bueno, cuesta, y si no, el que nos lo quiere vender está mintiendo.

Por último recordad que esto no sustituye a ningún médico, son unos simples consejos que a mi me funcionan (y no solo a mi, lo comparto bastante con el grupo de conocidos y amigos,incluso con mi pareja). Pero si teneis alguna duda, lo que teneis que hacer es ir a consultar a vuestro médico de cabecera, porque es él/ella quien realmente os conoce y quien mejor podrá aconsejaros.

Si alguno lo probáis ya me contaréis que tal, yo estoy en ello, y ya os iré contando. Pero de momento, he perdido un par de kilitos en un par de meses, que poco a poco, hacen la diferencia.

(En esta ocasión no pincheis, que no hay bibliografía. Como he dicho, son consejos personales. Y en la próxima, ya veremos, que estoy en investigación del método :P)

Posted in Medicina | Etiquetado: , , , , , , , | 2 Comments »

Avatar, la leyenda de Aang

Posted by iggarate en 15 agosto, 2010

Lamentablemente, cuando escucháis la palabra Avatar en el contexto de una película, a la mayoría de vosotros os vienen a la mente unos enormes y “pocahontianos” pitufos. Por esa razón, ahora la magnífica serie de “Avatar, la leyenda de Aang”, ha tenido que titularse “Airbender, el último guerrero”, a pesar de que originalmente ella fuese la dueña del título de Avatar. Aunque después de ver la película, tampoco me importa que exista la diferencia, mejor que no se le relacione mucho con la historia original. ¿Que de qué hablo? Seguid leyendo.

Avatar (así voy a llamar a la serie a partir de ahora), es una creación estadounidense, nacida en el 2005 del útero creativo de Michael Dante DiMartinoBryan Konietzko, y su producción duró algo más de 3 años. Es una serie englobada en el género de Anime, quizás con un dibujo algo infantil al principio, pero que acaba siendo un disfrute visual.

La historia (tranquilos, el spoiler solo engloba los 10 primeros segundos de la serie y los primeros 5 minutos de la película), cuenta la historia de las 4 naciones: fuego, aire, agua y tierra. Los habitantes de cada una de ellas pueden dominar uno de los elementos. El Avatar, el maestro de los 4 elementos, es el que mantiene la paz entre las 4 naciones. Pero hace 100 años que nadie sabe nada del Avatar, y en ese tiempo la nación del fuego ha aprovechado para empezar una guerra y dominar a las otras naciones. Ahora el Avatar tiene que volver y restaurar la paz entre naciones (fin del spoiler). Todo ello, dividido en tres temporadas o libros, agua (1ª), tierra (2ª) y fuego (3ª).

Y entonces llegó la película, y algún seguidor seguro que se pegó un tiro. La verdad es que hay que romper una lanza a su favor, porque de todas las películas que he visto basadas en algo (exceptuando “El Señor de los Anillos”) la verdad es que dejan bastante que desear en cuanto a la trama. Airbender (a partir de ahora la película), respeta bastante la trama, de la 1ª temporada. Se ve que fue planeado como una trilogía (aunque o cambia o espero que se quede en una). Pero aquí criticar es muy fácil, así que voy a decir las razones por las que creo que es una gran mierda bastante mejorable.

Empecemos por los personajes. Planos. No hay mejor definición. Parece que para poder rodar la película había que dejar meterse un enorme palo por la puerta trasera (entiéndase vía rectal, entiéndase culo),  porque desde luego otra cosa no tienen, pero emociones tampoco. Las conversaciones entre ellos se forman de palabras sueltas que malamente llegan a hacer una frase, no digamos ya un diálogo. Hay personajes auténticamente entrañables en el anime, que evolucionan a lo largo de la aventura y que se caracterizan por una serie de rasgos claros. A los creadores de la película les ha sudado un poco los huevos todo eso. Por ejemplo, Soka. Es el gracioso del grupo, además del guerrero. Pues en la película es un guerrero, seguro. El sentido del humor se lo debió de dejar en el vientre de mami.

Por otro lado, las escenas dan la impresión de ser escenas sueltas, sin conexión entre sí. No hay secuencias largas, encadenadas unas con otras, solo planos que cuentan un trozo de historia y que acaban para pasar a otro lugar que te cuenta otro trozo de historia. No vi una película, vi trozos de una serie que intentaban ser un resumen en una hora y media. Y esa es otra. En hora y media, no son capaces de contarte una buena historia.

Y por último una crítica que, además de para Airbender, puede servir para otras películas. Estoy harto de ver secuencia de lucha a cámara lenta. Fue una buena idea y original… cuando lo vi por primera vez. Ahora ya me aburre un poco. Las peleas en Avatar son muy interesantes, los maestros dominan sus poderes a base de complicados movimientos que intentan emular un arte marcial, cada elemento caracterizado por algo, la dureza de la piedra, el fluir del agua… Pero aquí no, en la película quedaba mucho más bonito hacerles bailar para dar una escena bonita. Pues bien, por si no se han dado cuenta, estimados coreógrafos, queda ridículo. Pero que más da, ahora pueden poner en su currículum que participaron en el rodaje.

Os recomiendo esta serie, una GRAN serie y que merece mucho la pena ver, a quien le guste el anime, a quien le guste la cultura oriental o a cualquier amante de la un buen guión que cuente la eterna lucha entre el bien y el mal. Me quedan 2 capítulos para terminar la serie. Y estoy deseoso de verlos.  Si os gusta la serie, no veáis la película. Y si os gusta el buen cine, pues tampoco.

Posted in Manga y Anime, Opinión | Etiquetado: , , , , | 6 Comments »

Aprendiendo del pasado

Posted by iggarate en 15 agosto, 2010

Fijaos cuánto hemos aprendido y cómo hemos evolucionado. Ahora las fotos las hacemos en color. Dónde va a parar.

Fraga bañándose en Palomares

Posted in Opinión | Etiquetado: , , , | 4 Comments »

Fiestas de la Blanca

Posted by iggarate en 8 agosto, 2010

Esta semana tenía pensado empezar con la parte médica de mi blog, pero al hacer los planes había olvidado un detalle crucial de estos días: el miércoles 4 empezaron las fiestas de mi querida Vitoria – Gasteiz. Y como cada cual barre para su casa, ahí que vamos con ellas.

Las fiestas de la Virgen Blanca tienen su origen allá por el año 1884, cuando (me juego la mano derecha, el pie izquierdo y los dos testículos)  ninguno de los que lee este blog había nacido aún, ni tan siquiera como futuro proyecto. De aquellas fiestas queda ya más bien poco, es lo que tienen 126 años de festejos y borrachos, y las tradiciones, aunque siempre presentes, se han ido modernizando. Para muestra, un botón: cualquiera que haya oído hablar de las fiestas de Vitoria, ha oído hablar de Celedón. Pues bien, este querido y entrañable personaje (pobre del que me falte al respeto a Celedón), no formó parte de las fiestas hasta 1957, nacido de la imaginación de 9 blusas, en conmemoración a Celedonio Alzola, un alavés de Zalduendo, que debía de ser el alma de la fiesta en su época, el que partía la pana allí en los albores del tiempo. Como lo echaban de menos, le hicieron el muñeco. Y no es otro más que el susodicho, el que da inicio a las fiestas.

El día 4 de agosto, a las 18:00, el muñeco de Celedón baja desde la torre de la iglesia de San Miguel, pasando por encima de todos los que allí están reunidos, que desde arriba solo se ven como una masa de naranjitos. Luego, la magia de las fiestas de Vitoria hace que el muñeco se convierta en un hombre de carne y hueso que atraviesa toda la plaza de la Virgen Blanca. Este paseo, que parece tan simple como poner un pie delante del otro, no está exento de riesgo. La razón: existe la tradición que dice que tocar la txapela de Celedón el día 4 hace que mojes el churro/te comas uno (cada uno con su disfrute), lo que da lugar a que, a pesar de todo el respeto y colaboración de los gasteiztarras, al pobre Celedón lo zarandeen cual hoja en vendaval. Con el paseo llega hasta la balconada, desde donde da inicio a las fiestas cantando la tan esperada canción: “Celedón ha hecho una casa nueva, Celedón, con ventana y balcón”. Y ahí empieza el despiporre, con cava descorchado y un puro recién encendido que sabe a gloria.

Durante 5 días, del 4 al 9, los vitorianos y vitorianas, y cualquiera que se anime a pasar por allí, se dedican a disfrutar de unas maravillosas fiestas, con paseíllos, vaquillas, toros, conciertos… Todo ello entre una fauna muy especial: los blusas y las neskas. Estos mitológicos seres, que solo se dejan ver durante estos días (y en el día del blusa, que es el 25 de julio), llevan a Vitoria fiesta y alegría, además de unas pegatinas muy chulas que todas las chiquillas quieren coleccionar.

Y a estos seres de mundos paralelos les dedico esta entrada. Porque son especiales, porque son únicos y porque sin ellos las fiestas de Vitoria no serían las fiestas de Vitoria. Lo primero de todo, hay que saber identificar a un blusa o una neska. Una vez que los conoces, ya hasta los hueles (es lo que tiene llevar dándole al pimple desde la mañana y tener tanto vino dentro de ti como el que tienes sobre ti). Aquí podéis ver uno de los ejemplos de traje típico, aunque cada cuadrilla de blusas (sí, son como los lobos que cazan en manada) tiene el suyo propio.

Una vez que sabemos el aspecto que tienen, pasaré a señalar una serie de rasgos característicos de estos super-humanos, que ayudarán a que cuando nos los crucemos no nos pillen desprevenidos, lo que podría ser fatal:

1) Son seres inmortales. Algo así como Super López, una vez puesto el traje no afectan ni los coches, ni los golpes, ni la policía… ¡Por eso mucho cuidado! Es habitual que se sienten a remar en mitad de la carretera sin ningún atisbo de duda.

2) Son monstruos de la moda. Cualquier tipo de complemento acompaña perfectamente al traje de blusa/neska. Ya sean gafas de colores o tangas luminiscentes, si un chino lo vende, hay un blusa que lo compra.

3) Estoy seguro de que a todos y todas os han dicho vuestras madres en casa que si un desconocido os ofrece un caramelo, le digáis que no y os vayáis. Ha llegado el momento de abandonar falsas creencias. Ya he dicho antes que los blusas solo saben una vez al año, así que no imagináis las ganas que tienen de extender la semillita (con fines nobles de evitar la extinción de la raza, por supuesto). Si un blusa os ofrece un caramelo, ¡pues le pedís dos! Y que no se vaya sin daros una pegatina, que aunque digan que no, tienen un bolsillo como el de Doraemon lleno de ellas.

4) Los blusas son seres nocturnos. No le pidáis que al día siguiente quede a las 12:00 para un café. Si va, será porque aún no se ha acostado. Y si esperabas otra cosa, eres una ilusa. No digas que no estabas avisada.

5) A las 17:00 el blusa no puede quedar. Tiene grandes compromisos.Todos los días a esa hora da comienzo “El Paseillo”. Todas las cuadrillas de blusas salen desde la Plaza de España en un desfile músico-alcohólico-cultural, que nadie se puede perder bajo ningún concepto. A las 20:00 es el de vuelta. Y entre medias hay que ir de poteo. Queda con él a la noche, no queda otra.

6) Y aunque se podría decir mucho más, un último apunte. El blusa es un bien público. Nadie posee al blusa. Si le ves hablando con otra chica, piensa que ella también tiene derecho a disfrutarlo. Si le ves dándole pegatinas, comprende que solo expande la cultura. El blusa, obviamente, tiene que seguir con su labor social. No le odies. Compréndele y ayúdale en su tarea, seguro que después sabe agradecértelo (y a tu amiga, y a tu otra amiga, y a tu prima…).

Aún quedan muchas cosas en el tintero, pero creo que ya me he extendido bastante. Si después de esto aún no se os ha despertado el gusanillo, es que no tenéis sentimientos. Hay experiencias que hay que vivir una vez en la vida. Las fiestas de la Virgen Blanca son de esas que hay que vivir cada año. Vosotros solo tenéis que llegar a las murallas de la ciudad y dar la contraseña. Os ponéis allí de pie, os calzáis la txapela y cantáis: Celedón ha hecho una casa nueva, Celedón con ventana y balcón…

Posted in Lugares y fechas especiales | 2 Comments »

El funicular y el burro

Posted by iggarate en 1 agosto, 2010

A veces, solo a veces, tienes la suerte de encontrar unos de esos rincones de este planeta, uno de esos lugares privados de nuestro mundo, en los que el tiempo parece no avanzar… al menos hasta que la evolución decide “mejorar” la situación.

Uno de esos pequeños lugares es Bulnes, un pueblecito situado en los Picos de Europa y que he tenido la suerte de visitar esta semana. Aunque la verdad, no ha sido la visita soñada… Digamos que nos hemos dejado guiar por unos expertos montañeros, y lo que ellos consideraban un camino fácil ha sido una larga y tortuosa bajada por resbaladizas piedras, acompañados con unas gotitas de lluvia, todo ello aderezado con un pellizque de niebla. Remuévalo todo bien con unas botas de monte, o en su defecto un cucharón, y sus invitados quedarán tan llenos que no sentirán la necesidad de repetir.

Bulnes ha sido siempre un pueblo agrícola en el que sus habitantes  vivían de la ganadería y de la elaboración de queso cabrales (que puedo asegurar que está delicioso). Hasta hace unos pocos años, la única forma de acceder al pueblo era un camino de 1-2 horas a pie, camino que sus habitantes realizaban junto a la inestimable compañía de un cuadrúpedo rebuznante, llámese burro, cuando tenían que subir víveres u otros enseres.

Pero el futuro llega a todas partes y la industrialización gusta de dejar su huella en cada rincón. Desde el año 2001 existe una forma mucho más fácil de acceder al Bulnes, el funicular. Por la módica cantidad de 16 € puedes acceder allí en 7 minutos, sentado cómodamente en una silla y en compañía de otros tantos “aventureros”.

Y personalmente creo que es ahí donde se rompe la magia del lugar. Cuando un rincón al que solo podías llegar tras dos horas de marcha, es accesible para cualquiera que simplemente guste de ver el “rusticismo” de este tipo de lugares. Bulnes ha cambiado. Con el aumento del turismo esa es una forma de aumentar sus ingresos, pero es inevitable que eso altere la base del lugar. Un pueblo alejado de la sociedad, que era capaz de vivir alejado de esta exigencia continua a la que llamamos vida moderna, de pronto se ha visto invadida por ella.

El lado bueno, los vecinos de Bulnes pueden acceder a su pueblo mucho más fácilmente, los niños ir al colegio, los servicios de urgencia ante cualquier emergencia… Todo el día hasta las 18:00, y por supuesto gratis para los habitantes.

El lado malo, el turismo invade un pueblo que ve rota su monotonía y su modo de vida por gente que,lamentablemente muchas veces, no son capaces de entender que la belleza de esos lugares radica en esa paz que ya no queda en el pueblo. Y, por supuesto, la ausencia de ese amigo cuando había que subir la carga al pueblo.

Posted in Lugares y fechas especiales | 2 Comments »